Esperar el tiempo suficiente

Rodrigo Soto Moreno

Múltiples posibilidades, opciones y por ende difíciles decisiones o decisiones difíciles; eso es precisamente lo que sucede en nuestra mente cuando incorporamos la mecánica cuántica a nuestra vida diaria; y eso fue precisamente lo que nos preguntábamos, mi estimado Mario De La Medina Soto, mi primo, y un servidor, en una de nuestras charlas científicas y filosóficas dentro de nuestra etapa de preparatoria en el Colegio “Las Hayas”.

Específicamente discutíamos que, gracias a esta disciplina para describir el mundo, desde una perspectiva muy pequeña, desde el punto de vista de los átomos y las partículas; pensábamos que como estamos hechos de esos mismos átomos y partículas, y los mismos tienen una separación entre ellos, entonces en teoría, podríamos lograr la increíble hazaña de cruzar una pared sólida de concreto, siempre y cuando pudiésemos separar nuestros átomos para caminar por ese espacio disponible.

Aunque esto parece total ciencia ficción y por ende imposible para la mente burda y tradicional, resulta que no es así, pues contamos con la opción del denominado “efecto túnel”, mismo que de acuerdo a Wikipedia: “La tunelización o túneles cuánticos, es el fenómeno de la mecánica cuántica en el que una partícula atraviesa una barrera que, clásicamente, no puede superar”.

Pero bueno, veamos lo que dicen los expertos, por ejemplo, tenemos a Eleanor Rieffel, científica e investigadora de la NASA, quien dentro del video “Walking Through Walls and Quantum Annealing”, explica que de acuerdo al “quantum tunnelling”, teniendo cierta probabilidad, nosotros podríamos cruzar una barrera sólida. Es decir, como específica en el video, si caminamos hacia una pared para tratar de cruzarla, la probabilidad de que no lo logremos no es el 100%, sino que existe una mínima fracción de posibilidad de crucemos a través del muro y no solamente chocar contra el. Para Eleanor Rieffel, existe una probabilidad de que podamos cruzar a través de la pared de nuestra elección.

La clave de todo esto, se encuentra en la cantidad de tiempo que tenemos para escudriñar las múltiples posibilidades y opciones que existen, y así encontrar la mínima probabilidad de que crucemos a través del muro. En otras palabras, para entenderlo mejor, esto me recuerda el diálogo de Dr. Stephen Strange con Peter Quill y Tony Stark en Avengers Infinity War:

“Dr. Stephen Strange: Avancé en el tiempo … para ver futuros alternativos. Para ver todos los posibles resultados del conflicto venidero.

Peter Quill: ¿Cuántos viste?

Dr. Stephen Strange: Catorce millones seiscientos cinco.

Tony Stark: ¿En cuántos ganamos?

Dr. Stephen Strange: … Uno”.

Entonces estamos sometidos a las fluctuaciones de la mecánica cuántica y por ello, como nos lo ha dicho Lawrence Krauss, en la “nada”, siempre van a aparecer partículas o cosas y siguiendo este sentido, si esperamos lo suficiente, tendremos el surgimiento de la singularidad de que dio origen al Big Bang y a este universo en el que nos encontramos, que es similar a otros probables, como recientemente lo explicó Stephen Hawking y Thomas Hertog. Es decir, aquello que consideramos como la “nada”, de acuerdo a Lawrence Krauss, no es así, pues si aplicamos la mecánica cuántica el propio espacio puede surgir de la nada y de repente puede surgir un universo. Aquí me lleva a pensar cuando se dice, dentro del mundo cuántico, que todo aquello que pueda pasar, sucederá.

Pero bueno, ahora analicemos las investigaciones de Thomas Hertog, en una entrevista que se le hizo en El País y publicada en YouTube, bajo el título: “La última teoría de Stephen Hawking”, en donde nos dice lo siguiente: “La teoría que prevalece es que después del Big Bang, no solo surge un solo universo, sino que muchos universos y la gente llama esto como el multiverso. La imagen usual del multiverso es que globalmente es como un fractal, como un mosaico de pequeños universos diferentes. El problema con el multiverso, es que no predice mucho acerca de nuestro universo. En un multiverso, todo es posible en algún lugar; por tanto, la teoría del multiverso, no dice mucho acerca de lo que debemos observar en nuestra propia zona local observable. Nuestra nueva teoría arregla lo anterior, esencialmente al reducir el vasto multiverso a un universo más suave, pequeño y manejable. Pienso que el punto clave de nuestro modelo, no es tanto que las densidades constantes del universo sean finitas, sino que las variaciones en el multiverso están restringidas. En otras palabras, que el rango de diferentes universos de bolsillo es más pequeño; esto quiere decir que la cosmología basada en esta nueva teoría es mucho más predictiva y mucho más fuerte como teoría científica y al final que esto ayude que sea más fácil de comprobar. Las observaciones más prometedoras de nuestro universo, son probablemente las ondas gravitacionales, pero no aquellas de las colisiones de agujeros negros, sino aquellas generadas en el Big Bang. En nuestra teoría, la creación del espacio y el tiempo va de la mano con la creación de las ondas gravitacionales y tal vez el patrón detallado de esas ondas gravitacionales nos pueda dar una firma clave de nuestro modelo”.

Aquí el video al que nos referimos:

Después de analizar un poco lo propuesto por Hertog y Hawking, confieso que me agrada más la idea de los múltiples universos infinitos en donde existen el mismo número de posibilidades y probabilidades, en donde puede haber múltiples personajes similares a mi, pero con vidas muy diferentes a la que llevo en la actualidad, en donde estamos, parafraseando a Niezsche, en el eterno retorno de lo no idéntico; pero tal vez con estos nuevos estudios de Hertog y Hawking volvamos al tradicional retorno de lo idéntico, propuesto por el gran maestro de la filosofía alemana.

La clave está en el tiempo que tenemos, pues pareciera que no podemos esperar lo suficiente para conceder oportunidad a que las cosas con probabilidad ínfima, pero posibles, sucedan. Estamos atrapados entre la física de las cosas grandes y la física de las cosas pequeñas; por ello algo muy interesante es compartir una explicación de la física, dentro de la película Mr. Nobody, protagonizada por Jared Leto, con el personaje de Nemo, en donde el mismo nos dice lo siguiente: “¿Qué había antes del Big Bang? Bueno, ves, no había antes porque antes del Big Bang, el tiempo no existía. El tiempo es el resultado de la expansión del universo mismo. ¿Pero qué sucederá cuando el universo haya terminado de expandirse y el movimiento sea revertido? ¿Cuál será la naturaleza del tiempo? Si la teoría de cuerdas es correcta, el universo posee 9 dimensiones espaciales y 1 dimensión temporal. Ahora podemos imaginarnos que, en el principio, todas las dimensiones estaban retorcidas juntas y durante el Big Bang las tres dimensiones, que conocemos como alto, ancho y largo y una dimensión temporal que conocemos como tiempo, fueron desplegadas; las otras 6 permanecen minúsculas juntas entrelazadas. Si vivimos en un universo con dimensiones entrelazadas, ¿cómo distinguimos entre ilusión y realidad? El tiempo como lo conocemos, es una dimensión que experimentamos solo en una dirección, pero ¿qué sucedería si una de las dimensiones adicionales no fuera espacial sino temporal?”.

Al analizar lo anterior debemos considerar lo que se ha investigado en relación a la teoría de cuerdas y lo que nos dice Wikipedia: “Una característica notable de las teorías de cuerdas es que estas teorías requieren dimensiones adicionales de espacio-tiempo para su consistencia matemática. En la teoría de cuerdas bosónica, el espacio-tiempo es de 26 dimensiones, mientras que en la teoría de supercuerdas es de 10 dimensiones, y en la teoría M es de 11 dimensiones”. Esto en relación a las 9 dimensiones espaciales y 1 temporal, de las cuales nos habla Nemo, en la película Mr. Nobody.

Este punto anterior, de la película, mezclando la física con la conjetura y las múltiples posibilidades nos deja pensando en que todo está relacionado y conectado, pero para ello debemos continuar con lo que dice en la película “Mr. Nobody”: “Si mezclas el puré de papas y la salsa, no puedes separarlos después, es para siempre; el humo sale de los cigarros de Papá, pero nunca vuelve a los cigarrillos; no podemos ir para atrás, por eso es difícil decidir, tienes que tomar la decisión correcta; mientras no escojas, todo permanece posible”.

Aquí el video, sobre las decisiones, de Mr. Nobody:

Otro punto toral de las explicaciones de la película Mr. Nobody ligadas a la mecánica cuántica, los universos paralelos, el principio de incertidumbre, la entropía; es cuando se nos habla del poderoso argumento de no tomar decisión alguna y al hacerlo, damos oportunidad a que todas las opciones estén disponibles, teniendo entonces infinitas posibilidades, hasta que tomemos una. También esto abre la posibilidad al principio de incertidumbre de Heisenberg, en donde en resumidas cuentas se establece que no podemos determinar con certeza la posición y el momento de un objeto, situación que igualmente se liga a la entropía que se puede comprender como la falta de orden o predictibilidad o el gradual acercamiento hacia el desorden o el declive, como suele suceder dentro de nuestro cuerpo.

En este tenor también me gustaría compartir lo que dice Mr. Nobody en relación a la entropía, y es lo siguiente: “¿Porqué el humo del cigarrillo nunca vuelve al cigarro? ¿porqué las moléculas se separan unas de otras? ¿porqué una gota de tinta no se puede volver a formar? Porque el universo se mueve hacia un estado de disipación, ese es el principio de entropía, la tendencia del universo a evolucionar hacia un estado de aumento de desorden. El principio de entropía está relacionado a la flecha del tiempo, un resultado de la expansión del universo, pero, ¿qué sucederá cuando las fuerzas gravitacionales creen un contrarresten las fuerzas de expansión? ¿o si la energía del vacío cuántico resulta demasiado débil? En ese momento, el universo podría entrar en su fase de contracción, la gran implosión (Big Crunch). ¿Qué sucedería con el tiempo? ¿Se invertirá? Nadie conoce la respuesta”.

Aquí el video referido de la entropía en Mr. Nobody:

Agregando a esto, tenemos a un grupo de científicos que se encuentra investigando la opción de revertir o regresar el tiempo, dentro de su investigación titulada: “Reversing the thermodynamic arrow of time using quantum correlations”, y explicado por José Manuel Nieves en el periódico ABC, dentro de su nota titulada: “Logran, por primera vez, que el tiempo fluya hacia atrás”, nos dice que estamos acostumbrados que el tiempo siempre vaya desde el presente hacia el futuro, en una sola dirección; pero algunos científicos se han preguntado si se pudiera revertir esto, considerando las partículas subatómicas, de las que todos estamos hechos, y en donde ellas funcionan igual sin importar si el tiempo va hacia adelanta o hacia atrás. Sabemos, continua Nieves, que la flecha del tiempo siempre va en una sola dirección porque de acuerdo a la Segunda Ley de la Termodinámica, dice que la entropía o el desorden siempre aumentan dentro de un sistema cerrado. Por ello, el ejemplo de Nieves, es que un huevo estrellado, nunca podrá volver a ser un huevo crudo en cascarón. Es decir, continua Nieves, el universo en su origen estaba muy caliente y su energía se distribuía uniformemente por todas partes, cumpliendo con la entropía y la misma no ha disminuido.

Sin embargo, como nos comenta Trace Dominguez, la Segunda Ley de la Termodinámica parece tener un comportamiento diferente en las partículas correlacionadas, pues tradicionalmente sabemos que todo tiende del orden hacia el caos, el calor se dispersa hacia los cuerpos más fríos, pero aparentemente un grupo de científicos logró que un núcleo de hidrógeno caliente, junto a un núcleo de carbono frío, dentro de una molécula de cloroformo, se transmitiera calor del núcleo frío de carbono hacia el núcleo caliente de hidrógeno, lo cual desafía el concepto tradicional de la entropía.

Aquí el video referido de Trace Dominguez:

Claro todo esto no quiero decir que pronto podamos ver cómo mi computadora empieza a crear colaboraciones y artículos de divulgación científica de la nada, manteniendo un orden y evadiendo el caos o que podamos, en algún punto de nuestra existencia, ponerle “retroceder” a nuestra película de vida y regresar a cierto punto que queramos modificar. ¿O si?

Para cerrar esta colaboración, me gustaría compartir otro tramo de la película “Mr. Nobody”, cuando Nemo dice que una vez que hemos visto lo que puede suceder en el futuro y todavía no tomamos decisión alguna, no porque no queramos, sino porque sabemos lo que va a pasar, es decir, tradicionalmente se nos dificulta una decisión porque no sabemos qué va a suceder, pero también se puede dificultar la falta de decisión porque ya sabemos lo que va a suceder y Nemo nos dice: “en el ajedrez es llamado zugzwang, cuando el único movimiento posible, es no moverse”. Claro debemos aclarar, que el zugzwang, se refiere a una situación en donde la obligación de hacer un movimiento, en nuestro turno, es sinónimo de desventaja o deterioro y por ello preferimos pasar o no mover.

Aquí el video sobre el zugzwang en Mr. Nobody:

Cuando todo se enfríe, cuando tengamos ausencia de calor, cuando las partículas primordiales dejen de moverse, ¿se regresará todo al inicio, para empezar de nuevo? ¿tendrá razón el gran maestro Nietzsche con su eterno retorno de lo de idéntico? ¿vendrá otra singularidad y otros universos paralelos? ¿podremos escapar hacia otro universo paralelo? O tal vez solo nos encontramos dentro de una simulación computacional, creados por seres superiores, que quieren observar a sus ancestros; entonces por ello la premura de contar con la capacidad de longevidad necesaria, para poder esperar el tiempo suficiente, para salir de aquí y explorar el cosmos.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *