México debe promover la investigación de células madre

 

Número 1 – Fecha: 4 al 17 de Marzo 2005. Página 8.

Opinan Ruy Pérez Tamayo y Bolívar

Ante la polémica generada por el Comité de la ONU, cuyos miembros votaron en su mayoría por prohibir a todas las naciones cualquier forma de clonación de células madre, doctores de gran prestigio y renombre en nuestro país expresaron sus opiniones en relación con este tema.

La investigación médica con miras a mejorar la calidad de vida de los seres humanos debe continuar; no se debe limitar el estudio de las células madre, según opiniones de los doctores Ruy Pérez Tamayo y Francisco Bolívar Zapata, ambos miembros de El Colegio Nacional.

Con alrededor de 120 publicaciones y más de 150 tesis dirigidas, así como reconocimientos nacionales e internacionales, Bolívar Zapata reconoce la importancia de que exista un marco legal para el trabajo ético en relación con la clonación, pero siempre y cuando no limite los estudios de las células troncales del ser humano.

Bolívar se mostró satisfecho con lo que se ha hecho en el Senado de la República sobre este tema, además dijo que estamos actuando de manera similar a lo que se ha realizado en diferentes partes del mundo, al darle el lugar correcto a la llamada “clonación terapéutica”.

Por su parte Ruy Pérez Tamayo, también científico destacado con 145 publicaciones de artículos y 33 libros, al igual que reconocimientos y premios en nuestro país y en el extranjero, se ha manifestado alegre con la eliminación de la prohibición para la exploración en el tema de las células troncales.

En palabras de este investigador, la posición de México en relación con este tema abarca no sólo el absorber información y conocimiento de investigaciones a nivel mundial, sino ahora se va a generar el saber gracias a los estudios y análisis que hagan los científicos de nuestro país. Ya no podemos esperar los resultados de los avances médicos en otros países; en la actualidad, los mexicanos estamos en posición de sacar nuestras propias conclusiones en cuanto a la experiencia propia que se adquiera en el tema.

En este aspecto, de acuerdo con Pérez Tamayo, estamos dando un paso gigantesco en cuanto a conocernos a nosotros mismos.

La conocida medicina genómica abre nuevas posibilidades, a pacientes con enfermedades del sistema nervioso, de corregir sus males a la hora de que la ciencia puede identificar variaciones en el genoma humano y relacionarlas con el riesgo de padecer cierta dolencia.

Con la creación del Instituto Nacional de Medicina Genómica en México, se busca que este tipo de medicina impulse el desarrollo científico y tecnológico, genere nuevas formas de tratamiento para enfermedades como el Alzheimer, cáncer y diabetes, cuyos logros se divulguen en términos entendibles hacia el público en general. En suma, se quiere aplicar los conocimientos del genoma para mejorar la calidad de vida y salud de los ciudadanos.

Todo esto se debe dar dentro de un marco ético de comportamiento para que no exista mal uso de la información científica que se obtenga de las exploraciones médicas, pero tampoco se debe tomar una posición de total negativa hacia este tema de células humanas que puede resultar en medicina preventiva y correctiva para aliviar padecimientos cuya cura en la actualidad parece muy lejana.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *