Las proporciones de la naturaleza

 

Número 5 – Fecha: 29 de Abril al 12 de Mayo 2005. Página 17.

¿Sabes cuantos átomos tiene el cuerpo humano?

Me pregunto si alguno de nuestros lectores ha intentado armar un rompecabezas de alrededor de 5 mil piezas. Estamos hablando de miles de combinaciones posibles para poder unir dos piezas; si lo hiciéramos bastante rápido, tardándonos cinco segundos por pieza y encontrando la pieza adecuada a la décima combinación, lograríamos completar el rompecabezas en 2.89 días, siempre y cuando nos dediquemos sólo a eso.

Extrapolando este ejemplo, veamos lo que representa el cuerpo humano. ¿Sabe cuántos átomos tiene éste? El número sería el siguiente:

7,000,000,000,000,000,000,000,000,000

Esto es el producto de considerar que un humano adulto pese 70 kilos. De ser así, el cálculo sería la multiplicación de 7 x 1027. Ahora imaginemos el trabajo que requiere la naturaleza para realizar sus cálculos y poder establecer las combinaciones necesarias para dar como resultado un ser vivo de este tipo, el cual resulta una máquina biológica de capacidades impresionantes.

Mucho del descuido que le hemos dado a nuestro medio ambiente es debido a la falta de comprensión del difícil esfuerzo en estas combinaciones matemáticas de elementos químicos.

La maravilla de la creación

Tal vez el tiempo que llevamos en el universo no ha sido suficiente para tener una visión completa de todo lo que nos rodea y maravillarnos del proceso de la creación. Fueron necesarios millones de años para que se formara el primer ser vivo.  Clarificando en este sentido el poco tiempo que tenemos de existencia, me gustaría ejemplificar un poco el calendario cósmico concebido por el físico y astrónomo doctor Carl Sagan.

Llamado también “El Universo en un Año”, es la historia del cosmos comprimida, como su nombre lo dice, en 365 días. Así que, si consideramos que el primer segundo del 1 de enero inicia el Big Bang, y cada mes representa un poco más de un billón de años, podemos decir que la historia de nuestra civilización está resumida en los últimos segundos del 31 de diciembre.

Viéndolo así, nuestra existencia parece efímera, y ¿cómo querer que el ser humano le dé su lugar apropiado a todo ser vivo, si crea guerras sin razón ni motivo y no tiene piedad a la hora de matar a sus semejantes?

El acercamiento a la Ecología

Pero ¿cómo lograr acercarnos más a la ecología? ¿Cómo entender la relación directa que nos une con plantas y animales? Retomando las palabras del doctor Sagan “las moléculas orgánicas que forman plantas y animales son las mismas que tiene el hombre”.

Lo anterior quiere decir que dentro de nuestra composición de partículas, un árbol y yo tenemos una concordancia directa de composición química – biológica. Todo esto sin olvidar la relación simbiótica que mantenemos con las plantas en el intercambio de dióxido de carbono por oxígeno. De esta forma, el hombre y el vegetal procesan las sustancias por medio de enzimas para obtener la energía necesaria para vivir.

Para Carl Sagan, al utilizar nuestros ojos somos muy diferentes en relación con las plantas y los animales, pero en el fondo de nuestro funcionamiento, “usamos los ácidos nucleicos para la herencia, las proteínas como enzimas para controlar  la química de nuestras células y el mismo código para traducir información genética”.

Siguiendo en este tenor, cada vez que vamos limitando el hábitat de estos seres vivos, como cuando los derribamos para hacer casas, al tirar basura, etc., vamos disminuyendo la cantidad de oxígeno disponible para nosotros.

¿Qué podemos esperar del futuro?

El premio Nobel Mario Molina  ha comentado en diversas ocasiones el gran daño que hemos hecho a la capa de ozono, creando “hoyos” en ésta  y permitiendo la entrada directa y dañina de los rayos solares.

Por otro lado diversos científicos han pronosticado que la siguiente guerra mundial será por controlar los preciados recursos naturales del planeta;  como ejemplo, podemos mencionar la escasez de agua.

Estamos a tiempo de corregir nuestro camino y valorar el gran esfuerzo de la Madre Naturaleza para crear este mundo tan rico y diverso. Podemos ser una especie que logre sobrevivir y colonizar otros planetas, pero no sin antes salvar el nuestro, o por otro lado quedar como vestigios de una civilización con mucho futuro, pero que por nuestra necedad de ambición y poder, perecimos. ¿Qué vamos a hacer? Está en nosotros mismos decidir nuestro destino.

Concluyendo de nueva cuenta comparto algunos pensamientos en relación a la ecología, el medio ambiente y los ecosistemas:

“Existen suficientes recursos en el mundo para las necesidades humanas, pero no para una ambición desmedida”. Gandhi (1869 – 1948)

“Existen pocas opciones para proteger el medio ambiente, si es que no se toma en cuenta el amplio sentido de responsabilidad mutua”. Kofi Annan

“Se requiere un nuevo modelo de pensamiento, si es que el ser humano quiere sobrevivir”. Albert Einstein (1879 – 1955)

“Las maravillas de la naturaleza sobrepasan cualquiera de nuestros ambiciosos sueños”. Francois Aguste René Rodin (1840 – 1917)

“Una nación que destruye sus suelos se destruye a sí misma. Los bosques son los pulmones de nuestra tierra; gracias a ellos se purifica el aire, dándonos fortaleza fresca a todos nosotros”. Franklin Delano Roosevelt (1882 – 1945)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *