Entre los cuadros de Van Gogh encontré el litio

Revista número 55, del 18 al 21 de junio de 2007, páginas

Elemento que reduce las crisis maniaco-depresivas

Tras un arrastre de euforia, aunado a su reciente pleito con su querido amigo Gauguin, Vincent  van Gogh se hundió en un estado de profunda depresión y ansiedad asfixiante. Recordó aquellas platicas, tan agradables e intimas con Rachel, una mujer de la vida galante, y sintió una necesidad impulsiva de obsequiarle a ella algo personal. Se miro al espejo y supo claramente qué era lo que le iba a dar. Camino impacientemente hacia el burdel, y al encontrarla le dio el regalo, envuelto en un paño. Era una parte de su oreja izquierda, que se acababa de cercenar momentos antes. La reacción de ella fue instantánea: se desmayo.

Al leer la narración novelada anterior, es muy fácil concluir que Van Gogh estaba loco. El diagnostico medico sobre él es semejante al de cualquier paciente con claras enfermedades o trastornos mentales. Sin embargo, si observamos cualquiera de sus cuadros, como la conocida Noche Estrellada nos quedamos anonadados con ese delicioso maíz de colores, al igual que con los contornos de sus trazos, que le dan vida a esa magnífica postal, y comprendemos que la inteligencia creativa a veces está ligada con la depresión.

Claro que los caminos depresivos son misteriosos muchas veces conducen a infiernos mentales que parecen no tener remedio en las personas, y llevan a que el individuo se inmole o, en su mareo de éxtasis depresivo, lo transforme en odio, y tome una Glock de nueve milímetros y empiece a disparar contra gente inocente.

ESTRUCTURA NEURONAL DE AXONES Y DENDRITAS

Para comprender el ojo de la tormenta dentro de los impulsos cerebrales, es necesario analizar que la estructura neuronal entre axones y dendritas es similar a una red computacional, en donde un cable o un sensor que no hagan bien su trabajo, repercuten directamente en el resultado final y en el desempeño de la computadora en sí, o, en su defecto, en el caso de un individuo en particular.

Me refiero a que el diseño arquitectónico de un kernel computacional y cerebral, así como el resto de la red periférica en general de un ordenador (computadora) y del sistema nervioso de vuestro cuerpo, deben seguir un patrón lógico y estar sintonizados en una sinfonía matemática de ceros y unos por un lado, y de intercambio de comunicación eléctrica y química en la sinapsis; pues de lo contrario el concierto puede resultar trágico y sin armonía.

BONDADES DEL LITIO

¡Que lastima que Van Gogh no pudo probar los beneficios del litio y con ello eliminar sus estados maniaco depresivos con tendencia al suicidio, que al final consiguió, después de no entender el sentido de la vida, ya que en la actualidad, según los datos del reporte en 2005 de John Geddes y sus colegas, de la Universidad de Oxford, el litio puede controlar en un 60 por ciento el suicidio de las personas.

Por su parte, el investigador Jochen Paulus, en su artículo “Lithium´s Healing Power”, señala cómo los pacientes que han sido tratados con carbonato, sulfato y citrato de litio, mostraron menos tendencias a estas “olas” emocionales de ansiedad, depresión y crisis de pánico. Todo esto está documentado a lo largo de la historia, desde el inicio de las investigaciones del psiquiatra australiano John Cade, en 1940.

Pero así como la ciencia avanza cada segundo, el litio nos ofrece ahora la posibilidad de curar otras enfermedades neurodegenerativas del organismo. Por ejemplo según Paulus, este elemento alcalino de la tabla periódica ayuda a bloquear la acción de la enzima GSK-3 y otros neurotransmisores (glutamato), asociados con el poner en marcha el mecanismo de la muerte cerebral.

EL LITIO Y LA MATERIA GRIS

Paulus menciona también el estudio llevado a cabo por el Instituto Nacional de la Salud Mental (NIMH), el cual mostro que los pacientes con síndrome bipolar tratados con dosis del litio aumentaban su volumen de materia gris en un ocho por ciento, lo que no ocurría con aquellos sujetos a quienes no se les administraba este elemento. Esto representa un avance extraordinario, pues se ha comprobado que las personas que padecen síndrome bipolar tienen mucho menos materia gris que el promedio general de la población. En ratones se han dado resultados de un aumento del 25 por ciento en el volumen de materia gris.

Otros estudios realizados en Japón y en Indianápolis , descritos por Paulus, señalan que el litio puede ayudar en el Alzheimer y mantener niveles adecuados de desempeño en pruebas de funciones mentales en personas de la tercera edad. Se ha visto que puede ayudar a la memoria, asi como también a detener la esquizofrenia, según el psiquiatra Gregor Berger, de la Universidad de Melbourne, en Australia.

Retomando el tema de que es probable que el litio pueda detener o retrasar el proceso de la muerte celular, resulta importante considerar lo expuesto por Jochen Paulus, quien explica que las investigaciones  del neurobiólogo De-Maw Chuang y sus colegas han mostrado que el litio ayuda a prevenir el riesgo del infarto y también en la recuperación de las funciones cerebrales, después de haber sido víctima de un ataque de ese tipo.

Con litio o no, tal vez si Van Gogh hubiese sabido que muchas de sus pinturas iban a ser vendidas en millones de dólares, como el caso de Lirios en 53.9 millones y el Retrato del Doctor Gachet, en 82.5 millones, no se hubiera suicidado. Aunque puede ser que tanto para él como para muchos de nosotros, el dinero no es el último fin que buscamos, sino el encontrarnos a nosotros mismos y ser libres.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *