Viendo través del espejo, y lo que ahí encontré…Los Universos paralelos

Revista número 44, del 27 de octubre al 9 de noviembre de 2006, páginas 48 y 49.

Alicia se paseaba inquieta, preguntándose como seria el mundo a través del espejo, y al caminar hacia este, para su sorpresa, pudo pasar al otro lado a experimentar. En este mundo “Maravilloso”, corrió tras el conejo blanco, jugó ajedrez con la reina de corazones, platicó con el gato de Cheshire y tomó té con el Sombrerero Loco. Al igual que este personaje principal en la obra de Alicia a través del espejo, diversos físicos se cuestionan si en verdad este es el único universo.

La duda proviene del conocido principio de incertidumbre, de Heisenberg, según el cual, si conocemos la posición de un electrón, estaremos errando la velocidad del mismo y viceversa.

Es decir, no podemos saber exactamente donde se encuentra esta partícula. Es como si el electrón desapareciera  y apareciera de un lado a otro; ante esto, los científicos han sostenido que los electrones, cuando se desvanecen de nuestro universo, están surgiendo en otro, aunque sea en ese breve lapso.

LA TEORIA DE CUERDAS

La propuesta, apoyada por actores de la ciencia, como el doctor Michio Kaku, físico teórico de la Universidad de Nueva Cork, cofundador de la Teoría de Cuerdas, es que estamos hablando de universos múltiples o multiversos; es decir, universos paralelos al que habitamos en este preciso momento, pero con realidades distintas a la actual, como si fuesen otras dimensiones en donde tal vez ahí Darío, el rey persa, venció a Alejandro Magno; donde Hitler ganó la Segunda Guerra Mundial, o incluso alguno donde no existe usted o yo.

Nos referimos a posibilidades infinitas, de giros de partículas que pueden estar en diferentes lugares, en brincos cuánticos simultáneos; un lugar donde la Relatividad General y Especial, de Albert Einstein, tienen conflicto con el mundo minúsculo de la Mecánica Cuántica.

Para resolver este complejo acertijo físico-matemático, es necesario entrar en la mente del creador o arquitecto del cosmos; es decir, comprender y contraponer lo dicho por Einstein, de que “Dios no juega a los dados” y lo que dijo Stephen Hawking, en cuanto a que “Dios juega a los dados” y en múltiples ocasiones buscamos, como lo han hecho diversos científicos como el mismo Einstein y ahora Hawking, una teoría que pueda unificar la Relatividad General con la Mecánica Cuántica, la llamada Teoría de Todo o como mejor se le identifica: “Teoría de Cuerdas”.

MANIFESTACION DUAL DE LA LUZ

Para vislumbrar esto, es necesario primero tomar en consideración lo que sucede con el funcionamiento de la luz, pues se ha comprobado que puede viajar en unos “cuantos” o “fotones”, así como también en una especie de ondas; manifestación dual que causaba desconcierto a los físicos, ya que al estudiar este fenómeno de cerca, veían que la luz esconde sus características y se manifiesta con propiedades de onda y de partícula al mismo tiempo.

Siguiendo este contexto, y escudriñando el modelo tradicional en que la materia proviene de partículas, físicos como el doctor Burt Ovrut sostienen que el Universo está formado por “cuerdas”, y no por partículas, que vibran en una sinfónica armónica y a veces caótica, donde el mejor ejemplo sería considerar un violín y sus cuerdas que producen diferentes sonidos, según la pieza musical que estemos tocando.

Por otro lado, si partimos de las dimensiones que conocemos, es correcto asegurar que existen tres dimensiones; sin embargo, Einstein sugirió agregar una cuarta: “Espacio Tiempo”, situación que la Teoría de Cuerdas ha venido alimentando hasta llegar a crear un total de diez dimensiones en nuestro universo: nueve dimensiones espaciales y una temporal.

Sin embargo, para la teoría de la Supergravedad, creada por Ferrara,  Nieuwenhuizen y Freedman, la realidad es que existen 11 dimensiones. Pero la cantidad de dimensiones no es el único problema, pues la Teoría de Cuerdas ha evolucionado y desarrollado otras cinco diferentes teorías relacionadas al dividirse.

LA TEORÍA DE MEMBRANA

Haciendo converger las dimensiones y las teorías, los científicos han llegado a la espectacular conclusión de que los bloques primordiales del Universo y el Universo mismo son una “membrana”. En este punto se ha aceptado que existen 11 dimensiones y las cinco teorías diferentes de cuerdas tienen sentido común de existencia. La nueva teoría fue llamada “M”, “Teoría de Membrana” o “Teoría Madre”. Si queremos entender un poco más y ver la forma de entrar al estado de la onceava dimensión, se debe primero abandonar todo el sentido común, para después dar parte a una superficie desconocida e infinita con una pequeñísima medida de una trillonésima de milímetro.

Lo que significa que existe solo un trillón de milímetro en cada punto de nuestro mundo tridimensional que puede tener contacto con “el espejo de Alicia”.

Uno de los sustentos para este concepto de membranas es la explicación de la doctora Lisa Randall, de la Universidad de Harvard, de que la Gravedad de Newton es débil comparada con otras fuerzas primordiales del universo (electromagnetismo, fuerza nuclear débil, fuerza nuclear fuerte) porque está en contacto con otro universo paralelo (con otras membranas). Es así como, a pesar de que la Tierra nos atrae hacia ella con toda su masa, todavía somos capaces de levantar algo del suelo con nuestras manos.

OTROS UNIVERSOS PARALELOS

En este multiverso en que vivimos, otros universos paralelos están muy cerca de nosotros-pero no nos damos cuenta de ello-, con diferentes leyes de física, con otras civilizaciones y otros seres que viven ahí. Diferentes membranas flotan en ese infinito océano de universos.

Pero eso no es todo; lo asombroso de las membranas es que, para físicos como los doctores Burt Ovrut, de la Universidad de Pennsylvania, Y Neil Turok, de la Universidad de Cambridge, entre otros, la primera singularidad del Universo; es decir, el Big Bang, fue creado a partir de un choque de membranas. Nuestra propia existencia partió de este fenómeno. Estos choques son algo normal y común en los multiversos; por lo tanto, diversos Big Bangs se crean y nuevos universos surgen constantemente. Lo especial que puede representar el ser humano y su misma grandeza egocéntrica pierden piso ante la inmensidad de posibilidades alternas de creación de materia y de vida.; aunque, claro, esta teoría está todavía por discutirse y comprobarse. La última barrera de comprensión del cosmos será el cruzar hacia otro universo paralelo, hacia esa dimensión desconocida, y cierro con lo que me dice Carl Sagan: Si entramos al espejo y nos encontramos con un “Mundo de Maravillas”, ¿encontraremos al otro lado Alicias o Conejos Blancos?

Creo que dependerá de la pastilla que hayamos tomado antes de cruzar.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *